Dama negra






Quiero mirar y no puedo
la oscuridad de tus ojos
tiembla la luz y se apaga
arden velas desveladas
ante mi corazón roto.

Harapientas las distancias
que el camino corrió un día
terremotos despechados
movieron tierra de amados
y separaron sus vidas.

Las fronteras renacieron
de sentimientos furtivos
y una dama negra observa
como la vida destierra
amores que se han perdido.

Dormido bajo tu falda
dama negra, blanca vida
candado en el corazón
y en mis manos las espinas
clavadas de algún amor.


(c) Obra bajo licencia

0 comentarios: